Colocaciones a Plazo Fijo

Image
  El plazo fijo es una alternativa de inversión que permite obtener un rendimiento conocido desde el inicio de la operación. El inversor realiza un depósito de una determinada cantidad de dinero durante un plazo previamente establecido, durante ese tiempo el banco o institución financiera utiliza el dinero libremente y se compromete a pagarle al inversor el depósito realizado más un monto extra en concepto de intereses al vencimiento del mismo. Por lo general, a mayor plazo y mayor monto depositado, mayor es la tasa que el banco está dispuesto a pagar.



¿Cuándo conviene invertir en un plazo fijo?
   Es recomendable invertir en un plazo fijo cuando se está seguro de que el dinero depositado no será necesitado durante un determinado tiempo, debido a que el mismo queda inmovilizado sin poder ser retirado hasta el vencimiento. Es por este motivo que hay que tener especial cuidado en establecer cuál será el plazo elegido para la inversión.

  Por otro lado también hay que tener en cuenta la tasa de inflación presente al momento de constituir el plazo fijo. Como las tasas son fijas, si la tasa de inflación aumenta el rendimiento total se ve afectado ya que no hay posibilidad de ajustes y no logra cubrir la ganancia debido a la depreciación del dinero en el tiempo.
Image
Ventajas de invertir en Plazo Fijo

El riesgo es mucho menor al de otras opciones de inversión, depende de la solvencia de la institución financiera que lo otorga, es por este motivo que algunos Bancos de segunda línea suelen ofrecer tasas más altas.

El procedimiento para constituir un plazo fijo es simple ya que no requiere presentar tanta documentación

Tiene un rendimiento conocido desde el principio, por lo cual uno sabe desde el comienzo cuanto va a ganar.

Existen gran cantidad de tipos de plazos fijos adaptados a las necesidades particulares de cada uno de los inversores.

Tipos de Plazos Fijos
Tradicional
Es el plazo fijo simple y más utilizado.
 
Image